LA COMPAÑÍA DEL ESCRITOR

Además de la cosas vitales que necesitas para seguir vivo (comer, dormir, respirar…), hay otras que necesitas para sentirte vivo. Cada uno tiene las suyas. En mi caso, escribir es una de las que ocupa los primeros puestos. Junto con leer, por supuesto. Pero escribir se halla un peldaño por encima. Cuando suena el despertador, entre las cinco y las cinco y media de la madrugada, salto de la cama pletórico de energías porque en veinte minutos podré sentarme ante el ordenador para continuar tecleando la historia que tengo entre manos. Es una sensación indescriptible. Es como la respiración del alma, pero a lo bruto.
Y, sin duda, es una pasión que vives en solitario. Pero la vives en solitario mientras la estás desarrollando. Porque una vez queda plasmada en el papel o en la hoja del editor de textos y otras personas tienen la oportunidad de leerla se transforma en algo… comunal.
Sí, creo que la palabra comunal encaja bastante bien.
En mi caso, esta comunidad está integrada en buena parte por muchos amigos y amigas -ya sean otros escritores o lectores- que he ido conociendo a lo largo de los últimos dos años en las redes sociales. Ellos entienden perfectamente lo que siento porque les sucede lo mismo o son capaces de ponerse en mi lugar. De entenderme. Y no me miran como si hubiera perdido el juicio y comenzado a hablar en código binario.
Hace unos días colgué un post expresando exactamente esto. La diferencia entre ellos y esta reflexión es que en los post de Facebook soy mucho más impulsivo, más visceral. A veces esta clase de cosas te juega malas pasadas, pero en otras te permite ver y permites ver a los demás cual es tu postura respecto a las cosas.
Aquí os dejó el post del otro día, junto con la dirección http por si no leéis bien lo que pone:

Dibujo2

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=960124024014964&substory_index=0&id=100000521268106

¿Qué os parece? ¿Opináis igual que yo?
A veces, los viajes literarios también está bien hacerlos acompañado.

Anuncios

5 pensamientos en “LA COMPAÑÍA DEL ESCRITOR

  1. Es un gran alivio poder contar con los que están pasando lo mismo y compartir con ellos nuestras alegrías y frustraciones, nuestros avances y retrocesos. En definitiva, la soledad del escritor se hace más llevadera rodeada de amigos. Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s